¿Quieres garantizar la buena genética de tu start-up? Ponte unas gafas de inversor. Mentoring para emprendedores

gafas de inversorPrestar a los emprendedores unas gafas de inversor eso es lo que propone Yael Hernandez de Adventure Networks en este programa, Si desde el principio de una start-up el emprendedor se pone unas gafas de inversor podrá garantizar la buena genética del negocio. Las gafas son en realidad una metodología de trabajo que te permite saber qué criterios tienes que ir cumpliendo en tu start-up para parecer atractivo ante los ojos de un futuro inversor.

Los emprendedores de base tecnológica suelen ser niños burbuja que se centran en las dificultades técnicas y se olvidan de otras cosas aún más importantes, nos confiesa Javier de Alfonso de Massphoning. En esta metodología hay tres grandes líneas que hay que seguir simultáneamente desde fase muy tempranas, si quieres que tu proyecto sea atractivo: marketing, negocio y tecnología.

Cuando a alguien le prestas estas gafas de inversor lo que le estás enseñando son los elementos que más valor aportan a la empresa.  Con este proceso se define una hoja de ruta concreta que servirá como elemento negociador para una futura ronda de inversión.

Pero.., ¿Cuáles son los criterios que utiliza un inversor para tomar la decisión de arriesgar su dinero?  Yael nos confiesa que lo primero que miran son las personas que hay detrás de la iniciativa. Así es, antes que saber cuál es la idea quieren conocer al equipo, ¿a quién le voy a prestar mi dinero?, ¿cuál es su capacidad y experiencia?, ¿han creado antes algún otro negocio?, ¿cuál es la actitud y carácter?, ¿son equilibrados? Una nota interesante que nos señala Javier es que los fracasos puntúan positivamente, al menos en USA, aunque aquí en España no sucede siempre lo mismo.

En segundo lugar: el inversor se centra en conocer el mercado objetivo, ¿qué tienes diferente?, ¿por qué ha de merecer mi atención tu producto?, ¿cuál es su valor diferencial?, ¿qué robustez tiene tu tecnología? Y en tercer lugar un inversor te va a preguntar, ¿donde está el negocio?, ¿alguien estaría dispuesto a pagar dinero por esto?, ¿cómo se gana dinero y cuánto?, ¿es escalable tu idea? Nunca debemos olvidar que el inversor ve nuestro proyecto como un producto que compra a un precio que se ha de revalorizar y que luego va a querer venderlo y sacando una buena rentabilidad.

Las cantidades de inversión de las que estamos hablando como promedio, dependen de la fase del proyecto, Yael nos señala los importes son diferentes,  así en la fase Presemilla, es el mismo emprendedor y las tres F´s (Family, Friends and Fools) las que arriesgan su dinero, en la fase semilla las cantidades rondan entre 50.000 y 500.000 euros, y en la fase comercial, cuando ya se ha pasado el punto muerto y se comienza a ganar dinero, las cantidades son mucho mayores.

En un momento determinado un pigmeo y un niño pequeño tienen la misma estatura, pero lo que les diferenciará en su futuro desarrollo es su ADN.  Así que si estás pensando emprender o ya lo has hecho y buscas un inversor, no te olvides que si te pones unas gafas progresivas desde un comienzo podrás garantizar la buena genética de tu negocio.

Escucha este podcast del programa “Mentoring para emprendedores” en Capital radio aquí (a partir min 09:28 aprox) de la mano de Luis V. Muñoz y Julio Rodríguez Díaz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s