¿Qué no es mentoring?

El mentoring no es un ejercicio de evaluación, tampoco un patrocinio o un padrinazgo y no es un trámite.

—«Tú lo que tienes que hacer es…, si yo estuviera en tu lugar haría…, haz lo que yo te digo y verás los resultados, yo me encargo de hablar con tu jefe o yo te lo resuelvo» en todas estas frases que le dije a mi mentorizado había un sentido de dirección y yo sé que eso no es mentoring —me dijo aquel mentor en la sala de café de la oficina—. Tengo que reconocer que la comunicación con mi mentorizado no es muy fluida; cada vez que terminamos una reunión siento que no le he dejado hablar y que en mis palabras hay implícita  alguna instrucción. 

 —Recuerda —le dije—  que un buen consejero no le dice a quien aconseja qué es lo que tiene que hacer; un buen consejero presenta nuevas opciones y ayuda a tomar decisiones. No olvides nunca que en una relación de mentoring no puede haber dirección.

***

Anuncios

2 comentarios en “¿Qué no es mentoring?

  1. Apreciado Julio:

    Entiendo que el mentoring (al igual que el coaching) se basa en hacer preguntas, no en dar opiniones, ni mucho menos direcciones, aunque claro, la tentación (la trampa) de ofrecer soluciones es extremadamente difícil de evitar. Si el mentorizado tiene claro de qué se trata este ejercicio, debería hacer en cuenta al mentor que no está haciendo bien su papel al actuar de la manera que describes. Las soluciones son como una “salida fácil.” El mentoring en realidad no es una práctica fácil pues requiere de altas habilidades conceptuales en los individuos, más bien raras en los ejecutivos de nuestros días. Hacer buenas preguntas es un arte en el que muy pocos tenemos maestría.

    Saludos.

    Luis Fernando

    • Hola Luis Fernando:

      Gracias por tu comentario.

      Este relato nos trata de mostrar como el mentoring no es dirección. El mentor confiesa que a través de su comunicación siente que algo no está haciendo bien.

      Estoy de acuerdo contigo, al principio de la relación es necesario que el mentor haga la función de coach, pero a medida que avanzan juntos es necesario que el mentor también se “moje” con opiniones y reflexiones. Ahí esta precisamente una de las claves de la relación, el transmitir al mentorizado que lo que le dices es para su información, que la decisión final es de él mismo.

      Un mentor, además de preguntar, dice lo que piensa y opina, tratando de contribuir con sus vivencias a dar nuevas perspectivas al mentorizado.

      Gracias por seguirnos. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s